Salud

Hace 2 meses

COVID-19: conozca las cuatro vacunas que han demostrado mayor efectividad

Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Sputnik V son las vacunas que han demostrado una efectividad que puede superar el 90%. Conozca aquí qué tecnología usan, sus ventajas y desventajas.




El mundo sigue sufriendo por el coronavirus. Ya son más de 59.3 millones de casos confirmados y más de 1.4 millones de fallecidos por este virus que amenaza con volver a golpear a varios países con la llamada “segunda ola”, pero ¿estamos preparados para soportarla?

A manera de contener la pandemia, varios laboratorios y farmacéuticas, junto a la colaboración de gobiernos, se han unido para elaborar una vacuna que pueda ser lo más eficaz posible y darle un respiro a la humanidad que ya sufre las consecuencias de las restricciones económicas.

 

CUATRO OPCIONES, ¿CUÁL ES LA MEJOR?

Hasta el momento, son cuatro laboratorios que han avanzado en los ensayos de sus vacunas a la fase III, última etapa antes de la aprobación por parte de las agencias reguladoras, mostrando resultados muy favorecedores.

 

Pfizer /BioNTech

La vacuna de la alianza de estas compañías farmacéuticas ha presentado una eficacia del 95%, sin registrar efectos secundarios relevantes y, además, presenta una buena protección para las personas mayores de 65 años de diferentes razas y etnias.

Con estos resultados recientes, las farmacéuticas tienen la confianza de solicitar una autorización de emergencia a la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) para su producto en los próximos días.

La vacuna de Pfizer y BioNTech usan la tecnología ARN, que ayuda a que su producción sea más fácil y rápida. Su inconveniente es que requiere que las dosis se mantengan a una temperatura inferior a -70°C.

Moderna

El laboratorio estadounidense informó en un comunicado el 16 de noviembre que la tasa de efectividad de su vacuna presentaba un 94%. Además, el informe realizado por dicha entidad asegura que el inmunizador no generó eventos adversos notables y generó una respuesta constante del sistema inmunológico incluso en ancianos o personas con enfermedades crónicas.

Moderna también usa la tecnología ARN, pero a diferencia de Pfizer/BioNTech, necesita almacenarse a menos de 20°C, una temperatura mucho más fácil de manejar en los congeladores.

Oxford/AstraZeneca

Esta vacuna ha tenido un buen comienzo en los ensayos clínicos. Hasta el momento, de acuerdo al análisis de 131 casos de COVID-19, su tasa de efectividad registró un 70.4% en un régimen de dos dosis administradas. Sin embargo, los científicos aseguran que esta efectividad puede llegar al 90%.

Un problema de esta vacuna es que utiliza vectores virales no replicantes, la primera que utiliza este tipo de metodología, por lo que puede convertirse en una revolución para el conocimiento científico o será necesario esperar más tiempo para obtener resultados definitivos sobre su efectividad y seguridad. Una ventaja de este compuesto es que su almacenamiento puede estar entre 2°C y 8°C.

Sputnik V

La vacuna rusa ha asegurado recientemente que su efectividad puede llegar hasta 95%, según estudios recientes. Sin embargo, desde sus inicios, Sputnik V ha sido un misterio, pues muchos especialistas estaban preocupados que las pruebas clínicas que garantizan la efectividad de su inmunizador no estaban registradas ni publicadas en revistas científicas.

Ahora hay más información de la vacuna. Se sabe que se basa en el vector viral no replicante, el mismo usado por Oxford/AstraZeneca, y se está probando en 40 mil voluntarios ubicados en Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y Bielorrusia. Se ha especulado que esta vacuna no requiere congelación, pero esta información aún no ha sido verificada.

 

TIPOS DE VACUNA

ARN

Consiste en tomar una parte del código genético o ARN del virus que “enseña” a las propias células del cuerpo humano a producir proteínas similares a la SARS CoV 2 (COVID-19), a fin de que el sistema inmunológico reconozca la amenaza y cree una respuesta que proteja al cuerpo de futuras infecciones.

Vector Viral

Para esta vacuna se usó un adenovirus, que es un tipo de virus que no daña la salud humana. En su interior, los científicos han insertado genes del SARS CoV 2 para provocar una reacción del sistema inmunológico, sin embargo, hasta el momento no existe una vacuna aprobada que utilice este tipo de metodología.

 

 

Fuentes: BBC, RTVE y CNN en Español


Temas Relacionados: CoronavirusPandemiaSaludVacuna

También te puede interesar