Salud

Hace 6 meses

COVID-19: ¿hablar y gritar aumenta riesgo de contagio?

¿Hablar y gritar constantemente podría estar relacionado con los últimos brotes de coronavirus en mercados, como señalan versiones? Especialistas analizaron estos casos y así responden.




Por: Javier Gómez
¿Hablar y gritar constantemente podría estar relacionado con los últimos brotes de coronavirus en mercados, como señalan versiones? Especialistas analizaron estos casos y así responden.

 

En medio de la pandemia por el coronavirus en nuestro país, últimas informaciones han señalado como focos de contagio los mercados de nuestra capital. A su vez, esto ha dado pie a una serie de versiones que circulan tanto boca a boca como en las redes sociales.

Una de ellas afirma que el COVID-19 ha tenido prevalencia en los centros de abasto debido al uso común de hablar o gritar en estos espacios, incluso llegan a afirmar que guardar silencio puede ser más importante que mantener la distancia social ¿Pueden los gritos propagar el coronavirus?

Al respecto hay que recordar que la OMS publicó el informe ‘Modos de transmisión del virus que causa la COVID-19’, donde aclaró que, si bien no se contagia a través del aire, sí lo hace a través de pequeñas gotitas que pueden mantenerse en suspensión hasta por un metro de distancia.

De otro lado, según corroboró la agencia AFP, una información viral que aseguraba en las redes sociales que médicos chinos habían recomendado en Italia no salir a cantar en los balcones para evitar la propagación del coronavirus, resultó ser falsa.

En este sentido, expertos como la médico preventivista española y especialista en Salud Pública, Salomé de Cambra, señalaron que la propagación del virus en los balcones “es muy remota”, “aunque tampoco es cero”, pues las gotículas se expanden y pueden llegar a diferentes sitios.

Una noticia viral que señalaba que médicos chinos recomendaron no salir a cantar o gritar en los balcones resultó ser falsa. Foto: AFP.

 

En nuestro país, Luis Suarez-Ognio, profesor de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, coincidió en que hay una posibilidad. Sin embargo, el hecho depende de una serie de factores. 

“Es totalmente plausible, por eso la importancia de usar la mascarilla en todo momento”. No obstante, las enfermedades infecciosas de este tipo interactúan con tres factores: el contacto, número de personas en el mismo espacio y el número de veces que se repite el evento, indica.

Recordó, en este sentido, estudios que indicaron que las vuvuzelas o trompetas utilizadas en los estadios durante en el Mundial de Sudáfrica 2010 podían transmitir enfermedades como la tuberculosis, pues un soplido generaba las mismas gotas que un estornudo.

En el caso de los mercados, Suarez-Ognio observó además que en estos lugares hay personas que usan mascarillas de mala calidad o hechas por ellos mismos, lo que propicia los contagios. Pese a todo, no puede afirmarse que no hablar o gritar sea más efectivo que el distanciamiento, dijo.

“Son medidas complementarias, no podría afirmar que una es más efectiva que otra”. Indicó.

En medios de transporte

Un informe publicado por BBC Mundo sobre la transmisión del coronavirus en medios de transporte señala que en caso de viajar en bus o metro, el contagio depende de qué tan llenas estén las unidades, lo cual varía según el horario y la zona.

El coronavirus no permanecería en el aire como la gripe, por lo que se necesita el contacto cercano para contagiarse. El Servicio Nacional de Salud británico (NHS) define contacto cercano como estar dentro de un radio de al menos dos metros de un infectado por más de 15 minutos, informan.

En el caso de los aviones, pese a que se podría creer que el aire “estancado” haría que haya más posibilidades de enfermarse, el aire que se respira es de mejor calidad que en una oficina promedio u otros vehículos gracias al filtro Hepa, que puede capturar incluso virus.

El interior de los aviones cuenta con un aire de mejor calidad que el promedio, pero eso no elimina la posibilidad de contagio, según estudios.

 

No obstante, muestras tomadas de superficies en las aeronaves (otra forma de transmisión) indicaron que estas son básicamente iguales a las que se pueden encontrar en edificios y otros tipos de transporte, indicó Vicki Hertzberg, de la Universidad Emory, en Estados Unidos.

Para el biólogo y especialista en comunicación científica, Miguel Ángel Tejada, aunque el sonido en sí no es causante de contagio, la acción de gritar puede liberar aerosoles o micropartículas que quedan suspendidas en el aire. También consideró, no obstante, otros factores como el hacinamiento.

“Si se guardara mayor distancia social y se usara la mascarilla esto se reduce ¿Es posible vociferar con la mascarilla? Sí (…) Al generar más orden ni siquiera tienes que hablar más fuerte”, indicó. Para el especialista, evitar gritar o hablar también es complementario con tomar distancia.

“Quizá tú no vociferes nada, pero puedes estornudar. Una persona que durante una hora no dice nada y estornuda puede propiciar el contagio”. Hay más riesgo en grupos que se comunican que entre quienes guardan silencio, pero no tomar otras medidas hace a ambos vulnerables, sostiene.

Algunas versiones han señalado que el hecho de hablar y gritar sería la causa de los brotes de coronavirus en los mercados ¿Protege el silencio del COVID-19?

 

Pese a no ser un factor determinante, y a estar necesariamente vinculado con las recomendaciones de distanciamiento social y de protección básicas que todos ya conocemos, no sería mala idea comenzar a poner en práctica viejos proverbios que creíamos olvidados en otros tiempos.

Después de todo, está claro que el mundo en que vivimos hoy no volverá a ser el mismo, y “en boca cerrada no entran moscas” (en este caso, no salen ni entran los virus).


Temas Relacionados: ContagioCoronavirusExclusivos WebHablar

También te puede interesar