Nacionales

Martes, 22 de enero del 2019

ONG británica denuncia que la tala ilegal en el Perú mueve US$ 112 millones al año

A través de un informe, la ONG Global Witness denuncia que por lo menos 60% de los árboles talados en la última década en Loreto y Ucayali tienen origen ilegal.




Por lo menos US$ 112 millones al año es lo que mueve la tala ilegal de la Amazonía en el Perú. Esto lo dio a conocer la organización británica Global Witness a través del informe “El justiciero forestal”, en el que se denuncian las irregularidades en el mercado forestal del Perú.

En este estudio se señala que por lo menos el 60% de la madera extraída en los últimos diez años de Loreto y Ucayali (las dos regiones mayores productoras de madera), tiene un origen ilegal, lo que significa que fue talada de zonas no autorizadas.

'LAVADO' DE MADERA

La ONG británica denuncia que esta madera ilegal es lavada para que tenga una apariencia de origen lícito. Entre estas artimañanas figura la tala de árboles en áreas que son destinadas para la población local, tales como las comunidades indígenas. También recurren a la falsificación en la ubicación de los árboles para inventar troncos inexistentes dentro de concesiones autorizadas.

También denuncian los acuerdos ilícitos entre los madereros con los gobiernos regionales, que son lo encargados de emitir los documentos en los que se falsea información y se cambia el uso del suelo, lo que permite deforestar áreas con fines agrícolas, par que los traficantes puedan declarar falsamente que la madera provino de allí.

OSINFOR: Entidad encargada de detectar y denunciar la tala ilegal

En esta línea, Global Witness alertó que la independencia del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (Osinfor) del Perú, entidad cuyo fin es detectar y denunciar la tala ilegal, ha sido debilitada por recientes decisiones del Estado Peruano. Global Witness ha revelado que en la última década los madereros han falsificado más de 133,300 ubicaciones de árboles.

La líder de la campaña de Global Witness, Laura Furones, indicó que "es absolutamente esencial que se devuelva la independencia al Osinfor, que se amplíen sus competencias y que se aumente su presupuesto adecuadamente para permitirle hacer frente a las nuevas formas de blanqueo de madera que están surgiendo".

AYUDA INTERNACIONAL

En este sentido, la ONG emitió un llamado a los gobiernos de Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE), que son los principales importadores de la madera peruana, para que garanticen que el Perú cumpla sus compromisos de comercio justo y legal.

También lanzó un llamado a los gobiernos de Noruega y Alemania, los mayores financistas de proyectos de conservación de bosques en Perú, para que se aseguren que las autoridades peruanas destinen y hagan un buen uso de los fondos que recibe.

 


Temas Relacionados: AmazoníaÁrbolesDeforestaciónGlobal WitnessTala Ilegal

También te puede interesar