Buenos Días Perú

30/08/2018

Canta: conozca el apacible pueblo donde vivió Santa Rosa de Lima

Con una incomparable belleza paisajística y un clima cálido todo el año, así es Santa Rosa de Quives, la tierra que vio crecer a nuestra santa limeña.




A dos horas de Lima, en la provincia de Canta, se ubica el distrito de Santa Rosa de Quives, un apacible pueblo donde vivió Santa Rosa de Lima por los años de 1590. Cuenta la historia que el padre de la santa católica llegó a trabajar a esas tierras como administrador de una mina y es ahí donde Isabel Flores de Oliva empezó su vida de sacrificio y penitencia en su camino hacia la iluminación y el entendimiento del autentico mensaje de Jesús de Nazaret.

El apacible pueblo comienza a cobrar vida en el mes de agosto, donde miles de fieles llegan de todas partes del Perú a visitar los dos santuarios de la patrona de las Américas.

En la casa donde vivió Santa Rosa de Lima al costado se encuentra el Pozo de los Deseos donde miles de fieles llegan para depositar sus cartas con la esperanza para que sus plegarias sean escuchadas y atendidas.

Cabe indicar que este pozo se ha convertido en un refugio para los sueños y en símbolo de la esperanza, donde los fieles piden la solución a sus problemas, la cura a sus enfermedades y hasta una pequeña “ayudadita” en el amor, donde además de conocer la antigua morada de la santa patrona, los visitantes pueden disfrutar del sol, el aire libre, deportes de aventura y deleitarse de deliciosos potajes.

Una fe que mueve montañas y llama al peregrinaje sobre todo hoy que como cada 30 de agosto miles de peruanos se movilizan hasta esta zona en Canta donde el pequeño pueblo de apenas 6 mil habitantes, espera recibir cerca de 20 mil visitantes.

Ya no sabe no lo olvide, durante 3 días, Santa Rosa de Quives será escenario de una verdadera fiesta religiosa a la que todos están invitados a participar de actividades en homenaje a la Patrona de las Américas y Filipinas; Patrona de la Policía Nacional y enfermeras, quien a los 401 años de su partida sigue siendo un ejemplo de sacrificio, devoción y entrega a la voluntad de Dios.

También te puede interesar: