24 Horas Edición Medio Día

11/09/2018

Conozca las ventajas de la radiofrecuencia para la piel

Es un tratamiento no invasivo e indoloro que actúa selectivamente en partes de tu cuerpo, logrando su reducción volumétrica y reafirmación.




La radiofrecuencia es uno de los últimos avances de la medicina. Es uno de los pocos procedimientos no invasivos e indoloros diseñados para mejorar la laxitud de la piel tanto facial como corporal. En sesiones quincenales o mensuales de escasos minutos de duración, el paciente podrá retornar en forma inmediata su actividad social o laboral sin contratiempos.

La gran innovación de la radiofrecuencia es que no daña la epidermis (capa más superficial de la piel); solo genera un intenso calor en la capa media de la dermis provocando de esta forma contracción de las fibras de colágeno. Esta contracción lleva a un acortamiento en la longitud de estas fibras y por lo tanto permite así elevación de tejidos flácidos o y/o caídos. Además el calentamiento generado estimula a los fibroblastos de la dermis a fabricar fibras de colágeno y elastina, engrosando la dermis y mejorando más aún el resultado obtenido.

El tratamiento tiene una duración aproximada de 40 minutos por sesión y se aplica un cabezal que trasmite la radiofrecuencia en las zonas a tratar y moviéndolo en el sentido en que se quiere provocar el levantamiento o acortamiento de fibras colagénicas.

A su vez el equipo posee un sistema de enfría la punta del transductor disminuyendo la sensación de calor, permitiendo que el procedimiento sea placentero.

Al terminar el tratamiento se presenta un ligero enrojecimiento o eritema que dura pocos minutos. El paciente puede retornar a su vida social y laboral e incluso puede tomar sol.

Cabe indicar que se puede aplicar a todo tipo de piel, incluso bronceada.

 


Temas Relacionados: CienciaColágenoCuidado De La PielMedicina

También te puede interesar:

Covid 2019