Panorama

03/02/2020

'Dollyboy', el pedófilo capturado en Lima, buscaba en todo el mundo a familias con niñas “para relaciones serias”

El traficante de pornografía infantil hace 18 años se paseó por las diversas calles de Lima en busca de niñas a quienes pretendía violentar. Testimonio exclusivo de la madre de una pequeña víctima.




Freddy Gutiérrez Cuadros o 'Dollyboy, el pedófilo' fue capturado hace unos días en Lima por la División de Investigación de Alta Tecnología de la Dirincri, en su vivienda ubicada en el distrito de San Juan de Miraflores, cuando dormía con sus más de 200 muñecas de juguete. "Soy coleccionista", se justificó el depredador sexual, quien durante años caminó en las calles del Centro de Lima para acosar y filmar a inocentes menores de edad.

"Busco una mujer pedófila con mente muy abierta para formar familia, también busco familias pedófilas que tengan niñas para relaciones serias", escribió como petición en una página web de Alemania en donde se hizo conocido como "kinder chocolate". Consultado si tenía alguna pretensión sexual en su búsqueda tanto con una madre e hija, el detenido Dollyboy asintió.

En exclusiva ante Panorama, testificó la madre de una pequeña víctima, quien fue grabada hace años en plena vía pública por el pedófilo. "Es un miserable, cómo se puede meter con personas inocentes que no se pueden defender. Agradecería que nunca más en mi vida se vuelva a cruzar", expresó con sentidas palabras la entrevistada.

En aquella oportunidad, Freddy Gutiérrez portaba su herramienta, una cámara semiprofesional con la que registraba sigiliosamente a decenas de niñas. "Estaba caminando por el jirón de la Unión. Tenía muchas fotos de mi hija, todas de la parte de atrás caderas, piernas y tenía fotografías de otras niñas también", indicó.

"Me gusta contemplar la belleza de la niña", respondió hace unos días el pedófilo, a quien se le encontró cientos de fotografías de niñas guardadas en cada uno de sus cajones. "A las niñas las ven como objetos sexuales para satisfacer su sexualidad", explicó el psicólogo forense Carlos Bromley. 

 

 

 


También te puede interesar